▷¿Puede comer sandía un perro? | Sandiapedia

¿Es buena la sandía para los perros?

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto. Lorem Ipsum ha sido el texto de relleno estándar de las industrias desde el año 1500, cuando un impresor (N. del T. persona que se dedica a la imprenta) desconocido usó una galería de textos y los mezcló de tal manera que logró hacer un libro de textos especimen. No sólo sobrevivió 500 años, sino que tambien ingresó como texto de relleno en documentos electrónicos, quedando esencialmente igual al original. Fue popularizado en los 60s con la creación de las hojas "Letraset", las cuales contenian pasajes de Lorem Ipsum, y más recientemente con software de autoedición, como por ejemplo Aldus PageMaker, el cual incluye versiones de Lorem Ipsum.

Sabemos que quieres mucho a tu perro y por supuesto, deseas alimentarlo de la mejor manera. Seguramente te has preguntado si tu querido amigo peludo puede comer sandía.

La pregunta es muy válida porque si la sandía ofrece tantos beneficios a los humanos ¿por qué no a los canes? Muchas veces se comenta que los perros son exclusivamente carnívoros y que odian los vegetales o las frutas, incluyendo la sandía.

Pero no es completamente cierto. Los perros sí pueden ingerir la mayoría de las frutas que contienen considerables ventajas nutricionales u orgánicas.

perro con sandía

¿Se puede dar sandía a los perros?

Una de esas beneficiosas frutas es la sandía, la cual sí puede comer tu querido compañero, pero en la medida justa.

Así que hay algunos aspectos importantes que debes saber antes de darle sandía a tu perro.

Cuidado con la fructosa

Tu perro es más susceptible a la fructosa de lo que puede ser un humano. De modo que si los especialistas ya han determinado que el azúcar es un veneno metabólico para ti, imagina lo que puede hacer con tu mascota.

Hay que limitar la cantidad de frutas dulces en la dieta de tu perro, y sobre todo, tomar en cuenta que la dosis debe ser pequeña y relacionada con su tamaño y peso.

¿Le puedo dar fruta a mi perro?

Seguimos hablando sobre los riesgos potenciales que tienen algunos alimentos que les damos a nuestros perros. Hoy hablamos de la fruta. Hay más información en nuestra página www.tuveterinario.info.

Pero la sandía no es solamente fructosa y por eso no está mal que se la des a tu amigo peludo, porque este generoso fruto también contiene los beneficios de las vitaminas y los minerales, así como de los prebióticos, que son primordiales para mantener sana la flora intestinal.

Así que tu perro merece disfrutar también de la crujiente, exquisita y jugosa sandía, sobre todo en los días de verano cuando la temperatura se eleva y todos, incluidas nuestras mascotas, tenemos mucha sed.

Fruta natural para le perro

La sandía es una surtidora de vitaminas que le brindará a tu amigo de cuatro patas mucha energía. Tiene un bajo contenido calórico y al mismo tiempo le dará los nutrientes que lo harán permanecer más juguetón.

De hecho, mucho dueños de perros han reportado que los alimentos comerciales han perdido importantes nutrientes por lo que han decidido complementar la dieta de sus mascotas con frutas como la sandía.

Los alimentos comerciales no tienen los antioxidantes y otras vitaminas y sustancias beneficiosas que sí contienen los alimentos naturales como la sandía.

Son esos componentes presentes en la deliciosa sandía lo que pueden asegurar la salud de tu can a largo plazo.

Y es que una buena y madura sandía es un alimento que se encuentra en su condición original y conserva los nutrientes y antioxidantes esenciales para fortalecer el sistema inmunológico de tu perro.

Desde cachorro puede comer sandía un perro

La sandía puede prevenir enfermedades como el cáncer o los padecimientos del corazón en tu perro. Además es rica en fibra, y aunque tu perro no necesita demasiada, tomar pequeñas cantidades beneficiará su sistema digestivo.

los perros pueden comer sandia

La idea entonces es introducir la sandía en la dieta de tu compañero peludo desde que es un cachorro, porque allí estará la clave para que acepte esta maravillosa fruta. Cuando el can come sandía desde cachorro se habituará a ella y las comerá con deleite sin que tengas que mezclarla con otros alimentos.

Un buen consejo que debes seguir es cortar la sandía en trozos para evitar que la cáscara ofrezca resistencia al can.

Indispensables antioxidantes para el animal

Los alimentos que proveen antioxidantes son obligatorios no sólo en la dieta humana, sino en la de tu perro. Ese pigmento rojo que se encuentra en la jugosa carne de la sandía es el licopeno, un valioso antioxidante que tiene un efecto insuperable sobre los radicales libres.

El licopeno reduce el riesgo de cáncer, enfermedades del corazón y otras enfermedades en tu perro. Pero hay más beneficios que la sandía puede brindar a tu compañero canino.

Depurativa y limpiadora

Puedes darle jugo de la sandía a tu perro para su saciar la sed en un día caluroso. Pero además esta fruta es reconocida por ser un magnífico limpiador natural de los dientes del perro.

Igualmente, la sandía contiene clorofila, elemento que purifica  la sangre de tu mascota, al tiempo que hará que elimine el exceso de líquido debido a sus propiedades diuréticas.

Las vitaminas de la sandía beneficiosas para el perro

Pero veamos a fondo el hecho de que la sandía es una vigorosa proveedora de las vitaminas que necesita tu perro. Esta fruta apetitosa es una buena fuente de vitamina A, vitamina B6 y vitamina C.

La adecuada contribución de vitamina A en la dieta de tu perro es muy importante. La vitamina A interviene en multitud de funciones del organismo de tu amigo peludo, algunas tan trascendentes como la visión, la reproducción y el sistema óseo.

Asimismo, esta vitamina es indispensable para una apropiada función reproductora, debido a que mejora la espermatogénesis en los machos y normaliza el ciclo reproductor de las hembras.

Por otro lado, la vitamina B6 y otras del complejo B que contiene la sandía son fundamentales para tu compañero de cuatro patas porque traen beneficios muy concretos como mejoras en el desempeño del sistema nervioso e inmunológico así como su crecimiento.

Las vitaminas del compelo B también favorecen en tu perro la obtención de energía, el metabolismo celular, la salud de órganos y tejidos, la fortaleza muscular, cutánea, ocular y del pelaje, así como su apetito y digestión.

Respecto a la vitamina C, debes saber que tu perro es capaz de producirla por sí mismo. Sin embargo, hay casos en que esa provisión s se agota, por ejemplo con algunas vacunas.

Ingerir sandía servirá como un ligero suplemento de vitamina C para tu can y le dará beneficios como la capacidad de resistir a las enfermedades.

Puede y debe comer sandía un perro

Así que darle sandía a tu perro no sólo es recomendable sino indispensable para su buena salud. Pero, desde luego, hay advertencias que debes tomar en cuenta. Una de ellas es no exagerar. Debes asumir que la sandía no va a sustituir la alimentación acostumbrada de tu perro. De hecho, algunos expertos recomiendan que sólo se la ofrezcas como premio por haber hecho algo bien.

Por lo demás, tu perro podrá comer una buena cantidad de sandía sin el temor a engordar porque después de todo gran parte del fruto es agua, pero ten cuidado con el exceso porque puede causarle diarrea.

Por último, nunca dejes que coma las semillas porque pueden bloquear su tracto digestivo.

Sandía