5 beneficios de las semillas de sandía que te sorprenderán

6 beneficios de las semillas de sandía que quizás no conoces

Muchas personas cuando van a comprar sandía al supermercado o a la frutería, evitan a toda costa las semillas de sandía ya que no les gusta estar escupiendo y les parece muy molesto… pero ¿sabías que estás perdiendo una oportunidad de tener un delicioso snack nutritivo? Pues te lo vamos a contar

semillas de sandía para que sirven

Una de las principales ventajas que tienen consumirlas es que son muy bajas en calorías y contienen bastantes nutrientes. Cuando las asas, son crujientes y sabrosas, pueden ser una manera muy inteligentes de sustituir dulces o snacks que contienen gran cantidad de azúcares o grasas.

¿Cómo asar las semillas de sandía?

Pues es muy sencillo porque tan sólo tienes que cogerlas en una bandeja preparada para meter en el horno a unos 170º aproximadamente durante unos 15 minutos, debes de usar la función para calentar en la parte superior e inferior para conseguir un tostado uniforme.

¿Por qué comerlas? Te damos 5 razones para hacerlo 😉

1. Mejor que comer cuna bolsa de patatas fritas

100 gramos de semillas de sandía tienen un montón de calorías (unos 500 gramos) Si lo comparas con una bolsa de patatas fritas de 100 gramos es prácticamente las mismas calorías. Pero es que comerse esa cantidad de semillas es una barbaridad. Si estás acostumbrado a comer patatas fritas de bolsa puedes sustituirla perfectamente por un buen puñado de semillas de sandías, además de tener muchos más beneficios seguramente con unas pocas estarás mas que saciado. Además puedes añadirle un poco de sal y aceite de oliva para potenciar su sabor. Ya te toca a ti darle el toque personal.

2. Son una fuente de magnesio

Según las recomendaciones necesitamos aproximadamente unos 400 mg de este mineral diariamente para tener un buena salud de los huesos, músculos y el corazón. Uno de los minerales más abundantes encontrados en las semillas de sandía es el magnesio, en unos 5 gramos podemos encontrar ya 25 mg de magnesio.

3. Contienen gran cantidad de grasas no saturadas

Muchas personas que se encuentran el proceso de perder peso están siempre pendientes del tipo de grasa que se van a encontrar en cada cosa que comen, con las semillas de sandía no tienen problema ya que son contienen ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados (0,3 y 1,1 gramos, respectivamente). Este tipo de grasas no saturadas según multitud de estudios médicos son beneficiosas para poder bajar el colesterol perjudicial que tenemos en sangre y además protege nuestro corazón.

4. Aportan hierro

Un montoncito de semillas de sandía pueden tener aproximadamente unos 0,29 mg de hierro. Aunque te pueda parecer escaso, la cantidad diaria recomendada en un adulto es de unos 18 mg por día. ¿Por qué es importante el hierro en nuestro cuerpo? Porque es fundamentar para para las hemoglobinas que son las encargadas de transportar el oxígeno a través de nuestra sangre y transformar las calorías en energía para tu día a día.

5. Cuidan tu cerebro y son buenas para las embarazadas

Al ácido fólico o folato ayudará a las futuras mamás a no tener un embarazo sin carencias y además este componente permite tener el cerebro con todas sus funciones a pleno rendimiento y controlar en el sus niveles de homocisteína ya que si estos se disparan podemos tener problemas neurológicos. Por lo tanto esta vitamina es fundamental, entre otras cosas, para poder tener el sistema nervioso funcionando correctamente.

6. Se utiliza para hacer aceite de semillas de sandía

Como lo estas leyendo, las semillas se utilizan para hacer un aceite ideal para pieles atópicas con necesidades antioxidantes, hidratantes e inflamatorias. Su demanda cada vez está siendo mayor y ya son muchos los agricultores que vuelven a cultivar sandías con semillas debido a esta creciente demanda.

Sandiapedia