▷¿Qué vitaminas tiene la sandía y que minerales contiene? | Sadiapedia

¿Qué vitaminas tiene la sandía y que minerales contiene?

Más allá de calmar la sed y brindar una de las experiencias más placenteras al comerla, las vitaminas que contiene la sandía son muy beneficiosas para nuestro cuerpo, ¿Sabías que la sandía tiene propiedades que la hacen genial para tu dieta? Pero además, la sandía proporciona todo lo necesario para el desarrollo y el crecimiento de los niños.

Y aún hay más. Este legendario fruto tiene vitaminas con las que se puede mejorar la reparación de tejidos y evitar resfriados. La sandía también tiene componentes esenciales para el funcionamiento de sistema inmunitario y la vista. Incluso, con este delicioso fruto podrás reducir los embates del envejecimiento.

Y si todavía te parece poco, te decimos más. La sandía contiene vitaminas que actúan en el metabolismo energético, conservan la salud del cabello, la piel y las uñas, y hasta evitan las dificultades de memoria.

Todo esto sin mencionar la presencia de diversos minerales que también poseen un alto efecto positivo en tu organismo.Te invitamos a conocer todas las vitaminas y minerales que contiene la exquisita sandía.

que vitaminas tiene la sandia

Vitaminas de la sandía

La generosa sandía contiene un conjunto de fito-nutrientes y antioxidantes primordiales para que tengas una buena salud.

Vitamina A

Uno de los antioxidantes de mayor importancia es la vitamina A, que te ayudará a mejorar tu visión y tu sistema inmunitario.

Igualmente, la vitamina A que se obtiene de la sandía conserva las mucosas y la piel sana, y es de gran utilidad para evitar los cánceres de pulmón y de la boca.

Esta cucurbitácea es también rica en flavonoides antioxidantes como el licopeno y el beta-caroteno, que ofrecen notables efectos antiinflamatorios.

Estos componentes son muy valiosos para proteger órganos como el colon, la próstata, el endometrio y los pulmones. También te protegerán del cáncer de páncreas, de los huesos y de las enfermedades cardiovasculares.

Por si fuera poco, el licopeno y el beta-caroteno que contiene la sandía son una buena fuente de pigmentos que protegen las células.

Vitamina B

Pero este fruto también brinda un elevado contenido de vitamina B1, vitamina B6 y vitamina-C.

La vitamina B1 tiene un papel destacado en las funciones metabólicas del organismo, pues sintetiza hidratos de carbono, función que proporciona mayor energía en el desempeño diario.

De modo que al metabolizar los hidratos de carbono (gracias a la tiamina que contiene la vitamina B1) tu organismo podrá mantener nivelada la energía durante todo el día, ¡y todo se lo deberás a la sandía!

Respecto a la vitamina B6, una vitamina hidrosoluble a la cual también se le llama piridoxina, cumple muchas funciones que te ayudarán a estar saludable.

La B6 favorece la disposición de los anticuerpos que evitan enfermedades y vigorizan el sistema inmune. Pero además, posibilita la producción de serotonina, una sustancia que sortea los efectos del estrés, la depresión y el insomnio.

Vitamina C

Pero la sandía también tiene vitamina C o ácido ascórbico, cuyas propiedades antioxidantes hacen que el organismo se rebele contra el envejecimiento celular y el acceso de elementos nocivos a tu organismo.

La vitamina C tiene un papel importante en la producción de neurotransmisores y otras sustancias fundamentales para el sistema nervioso que son capaces de normalizar los estados de ánimo.

Pero tal vez recuerdas que siempre se asocia a la vitamina C con el combate contra la gripe. Pues esta vitamina que está presente en la sandía es un nutriente que puede mejorar la labor de tu sistema inmunológico, lo que incrementa tus defensas y favorece la lucha eficiente contra los virus.

 Aminoácidos

La noble sandía también ofrece buenos niveles de citrulina, un aminoácido que fabrican los riñones, el cual al ser absorbido por tu cuerpo optimiza el flujo de sangre, algo que corazón te agradecerá por siempre.

De acuerdo con algunos estudios, la citrulina también combate la desproporción de grasa en las células.

Cucurbatacina E

También debemos mencionar a la cucurbitacina E, otro fito nutriente antiinflamatorio que está presente en la sandía y facilita el bloqueo de las enzimas de la ciclooxigenasa y la neutralización de las moléculas de nitrógeno reactivo, función que tiene efectos positivos en la salud de las personas.

Loas minerales presentes en la sandía

Una de las ventajas que tienen sin duda comer fruta es que se puede comer sin cocinar, es decir cruda, por lo que podemos aprovechar al máximo todos sus nutrientes. Si hablamos de los minerales presentes en la sandía podemos encontrar los siguientes.

sandía vitaminas

Potasio

Y no hay que olvidar que la espléndida sandía también es una buena surtidora de potasio. Este mineral puede regular el sistema nervioso, aliviar los espasmos musculares y mantener constante el ritmo cardíaco, lo cual te protegerá de los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades del corazón.

El potasio que contiene la sandía también hace que los nutrientes se filtren a las células y eliminen los desechos. Del mismo modo, el potasio ayuda a neutralizar algunos de los efectos perjudiciales del sodio sobre la presión arterial.

Manganeso

La sandía también tiene buenos niveles de manganeso, un mineral que trae grandes beneficios como conservar tus huesos fuertes, aumentar tus niveles de colesterol HDL, el llamado “colesterol bueno”, mejorar los  índices de hormonas sexuales e incluso ayuda a conciliar un mejor sueño.

Hierro y zinc

Por otro lado, se ha determinado que grandes cantidades de semillas de sandía, suministran pequeñas pero ventajosas porciones de hierro y zinc.

El hierro es un mineral que tu organismo necesita porque juega un papel fundamental en la producción de hemoglobina, componente principal de los glóbulos rojos. Precisamente por eso, ayuda a evitar la anemia.

Consumir hierro también disminuye los efectos del agotamiento y el decaimiento, porque fortalece el sistema inmunológico.

Mientras que el zinc que poseen las semillas de sandía es importante para tus sentidos del gusto y el olfato, para la salud de tu piel y de tus ojos, así como para la regulación de la insulina y para la función sexual masculina.

Y es que cuando hablamos de la cantidad de componentes, vitaminas y minerales que contiene la sandía, hay mucho de qué hablar.

Otros elementos

Sólo para añadir algunas ventajas, te diremos que son abundantes en electrolitos y contienen mucha agua, lo que es perfecto no sólo para apagar la sed sino para depurar tu organismo.

De igual manera, las sandías son muy bajas en calorías (únicamente 30 calorías por cada 100 gramos) su contenido de grasa es casi insignificante, lo que la hace muy aconsejable para tu dieta de adelgazamiento.

¡Parece increíble que algo tan delicioso pueda traerte tantos beneficios!

Sandía